aire-portfolio-final

Cada historia es diferente según quién la cuente.

Elegí el vídeo y la fotografía como mi manera de contar historias porque me permite cazar esos momentos que hacen mágica la experiencia de vivir.

El momento antes del clic de la foto, cuando estalla la carcajada de risa y luego nos ponemos serios. La luz que danza entre los invitados, el ramo en el aire, la madre que no puede contener las lágrimas.

Cada vida es una película esperando a ser filmada. Y eso es a lo que me dedico.